El asesinato de un chico homosexual en La Coruña retrata a los carroñeros - Biblioteca de Cartago

Lo último...

lunes, 5 de julio de 2021

El asesinato de un chico homosexual en La Coruña retrata a los carroñeros

Este fin de semana ha muerto un joven en La Coruña tras recibir una paliza. Puesto que el asesinado era gay, el suceso quedó inmediatamente politizado y las cuentas de Twitter de muchos simpatizantes de la izquierda comenzaron a echar humo, por supuesto las de sus líderes, que inmediatamente lo calificaron como un crimen de odio y no dudaron en señalar como culpables no a los autores materiales, sino a la derecha y hasta a la Iglesia.

En realidad a la hora de redactarse este escrito no se sabe demasiado sobre los autores del crimen y sus motivos, aunque parece que sus detenciones son inminentes no se puede aún ni afirmar ni negar el móvil homófobo. Sí están claras en cambio algunas cosas. A ningún líder de VOX o del PP le parece bien este crimen, por ejemplo. Como no puede ser de otro modo nadie ha salido en defensa de los autores del crimen, sea cual sea su motivación, ni ha dejado de condenarlo. Se puede discutir sobre la homosexualidad, la heterosexualidad, la pareja, la familia, la maternidad, la ideología de género… pero a nadie de VOX, del PP o de la Iglesia le parece bien el asesinato de un gay. Lo que no resulta aceptable es utilizar el cruel e intolerable asesinato de un gay para imponer el pensamiento izquierdista obligatorio.


Entre todo el aluvión de sandeces publicadas en las redes sociales en un día como ayer, sin que las multinacionales de la comunicación pusieran freno alguno, tiene cierto mérito escribir la más disparatada, mérito que probablemente recayó sin embargo en Juan Carlos Monedero con notable merecimiento. Monedero vino a decir que la culpa del asesinato en la Coruña era de Almeida (satanizar a VOX es preciso, pero sin dejarse al PP porque todo el que no sea de izquierdas debe ser considerado un criminal), por no haber colgado una bandera arcoríris de la fachada del Ayuntamiento de Madrid. O sea, que el asesinato fue una represalia de los asesinos por no haber colgado la bandera. Paradójicamente el asesinato se ha producido justo tras celebrarse el orgullo gay y llenarse todas las calles, anuncios y redes de banderas gays.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages