Un cuadro sensacional - José María Nieto Vigil - Biblioteca de Cartago

Lo último...

martes, 25 de mayo de 2021

Un cuadro sensacional - José María Nieto Vigil

“Doña María Pacheco de Padilla después de Villalar”(1881). Éste es el título de la sensacional obra del pintor valenciano, Vicente Borrás y Mompó (Valencia 1835-Barcelona 1903). Para mi humilde entender, una hermosísima escena que bien hubiera sido la que tuvo lugar en Toledo, un triste y dramático jueves 24 de abril de 1521.

La estrepitosa derrota comunera, en la batalla de Villalar (23 de abril de 1521), ponía punto y final al levantamiento de las Comunidades contra el rey y emperador proclamado, Carlos I. A partir de ese momento se iniciaría un epílogo, protagonizado por María López de Mendoza y Pacheco, que se prolongaría hasta el 4 de febrero de 1522. La viuda de Padilla, de manera tenaz, casi heroica, mantendría vivo el sueño de su esposo en Toledo, resistiéndose a claudicar y traicionar la memoria de aquella causa a la que se había entregado en cuerpo y alma. Es el tributo de una mujer de principios, sabedora de su destino incierto, profundamente enamorada del bravo capitán general de las milicias comuneras, Juan de Padilla, al que amó hasta el final de sus días, cuando se vio en la obligación de huir a Portugal, donde moriría en Oporto en 1531, a la temprana edad de cuarenta y un años. Nunca podría hacerse realidad su sueño de ser enterrada junto a su amado esposo. Los últimos diez años de su vida fueron de penurias, necesidades y aquejada de un dolor incontestable. El emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos I de España, la había exceptuado del Perdón General de 1522, condenándola a muerte en 1524.

El cuadro, pintado a óleo sobre lienzo, tiene un formato de 3,31 metros de alto por 5,20 metros de ancho, de grandes dimensiones por tanto, lo que obliga a ser contemplado desde la distancia. Solamente así, desde lejos, uno es capaz de poder apreciar el dramatismo trágico que recoge la escena. Es el momento en el que, de manos de un servidor de Padilla, recibe la comunicación del ajusticiamiento sumario tras la derrota en Villalar. Esta fantástica obra se encuentra ubicada en el Museo del Prado de Madrid.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages