Democracia obesa - Biblioteca de Cartago

Lo último...

miércoles, 26 de mayo de 2021

Democracia obesa


La famosa paradoja de Karl Popper sobre la tolerancia dejó hace tiempo de ser un futurible distópico para convertirse en empalago cotidiano. Según el filósofo austríaco (y británico), en cualquier sociedad y momento de la historia la tolerancia ilimitada conduce a la intolerancia absoluta. Si todo está permitido, todo está prohibido. Es el revés, bastante más realista, de la muy citada intuición de Dostoievski en Crimen y castigo: “¡Si Dios no existe, todo está permitido!”. Ni hablar del caso, Fiodor: si Dios no existe (entendámonos, hablamos de prototipos en la representación ideológica del mundo), todas las creencias son igual de legítimas, ninguna puede prevalecer sobre las demás y nadie puede hacer nada que moleste al de enfrente. Todo prohibido.


Me viene al santiscario este antiguo debate a propósito del pequeño revuelo organizado la semana pasada, en España, tierra de vinos y aceites y primer productor mundial de papel de fumar, en torno a un hecho en sí muy injusto, socialmente interesante: una azafata de la Feria Internacional del Turismo (FITUR-2021) se quedó sin trabajo porque la empresa encargada de proveer los uniformes no había incluido tallas de su tamaño. No hace falta decir que la chica, encantadora por otra parte, es bastante corpulenta. La organización del evento se ha disculpado unas trescientas veces, han prometido resarcirla, etc. Pero claro, ya tenemos montado el escándalo y el espectáculo.

A partir del anterior punto y aparte, este artículo no versa sobre la chica que sufrió la arbitrariedad respecto a su talla de uniforme, sino sobre el comportamiento general de la sociedad ante este suceso y otros similares. Dicho queda.















 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages