Lo que queda del mundo - Biblioteca de Cartago

Lo último...

martes, 4 de agosto de 2020

Lo que queda del mundo

Siendo que fue la civilización púnica la más poderosa del mundo conocido y por conocer, fue también que de ella no quedaron ni ruinas. Sembrados de sal los campos de Cartago tras la guerra contra Roma, de aquel emporio, aquella opulencia, nos llegan hoy nombres dispersos de antiguas ciudades y nada más. Ciudades de oro y naves de plata, ejércitos invencibles, conquistas y riqueza, comerciantes de túnicas rojas y barbas puntiagudas que llevaban tesoros de un extremo a otro del mundo y regresaban cargados con seda de Persia y cobre de Cornualles... De ese mundo nada quedó. Ni la memoria quedó. El hierro y la sangre lo devoraron y la historia se lo tragó para siempre.

Dime ahora, preferido discípulo Akran: ¿será de occidente igual cuanto permanezca, la nada, el día fatídico en que caigan sus murallas y el bárbaro convierta sus templos en establos?

Lo cual no te pregunto para que me respondas sino para que te consuele saber que nosotros, al menos, hemos sentido la dulce nostalgia por aquello que aún no sucedió. Aunque tú y yo lo sabemos: sucederá.

Everk de Biblos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages